¿SERÍA PRUDENTE REGRESAR A CLASES EN HUILA?

Aumenta la petición desde algunos sectores para que se permita el regreso a clases presenciales cuanto antes posible; en Huila las opiniones también están encontradas. El debate continúa.

El representante a la Cámara por el Huila, Julio César Triana Quintero, fue uno de los firmantes de una misiva que detalla las consecuencias sobre la salud mental de los menores por la cuarentena y también el impacto negativo en la educación del país, al tiempo en que solicita la reanudación planificada de clases presenciales.

Triana Quintero argumenta que decidió acompañar la petición porque considera que el Gobierno Nacional debe ir explorando de una buena vez la posibilidad de la alternancia, o del regreso a clases; aseguró que  estudios del Banco Mundial demuestran que sí hay pérdida de aprendizaje en los estudiantes durante el confinamiento.

Señaló otro estudio, realizado por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, donde se demostró el nivel de afectación mental de miles menores por cuenta del aislamiento físico.

También hizo alusión a que la Universidad de Antioquia en otro estudio demostró las repercusiones negativas sobre las emociones de los niños, niñas y jóvenes.

“Nosotros creemos que el Gobierno Nacional debe poner en marcha modelos de alternancia, que permitan el regreso gradual de los estudiantes, para que vayan retornando a la normalidad. Por supuesto todo debe ser atendiendo las medidas de bioseguridad”, dijo.

El Representante reiteró que el cuidado de la salud de los educandos y maestros debe ser primordial. Y se refirió al caso concreto del Huila.

“Nuestros estudiantes de la zona rural no tienen computadores ni elementos para conectarse y recibir sus clases virtuales, acceder a la información, que otras personas, en las grandes capitales, sí. Eso nos deja un indicador muy preocupante y es que vamos a tener miles de niños y niñas en el Huila que durante todos estos meses no han tenido la posibilidad de recibir clases”.

Y exhortó a que se exploren todas las medidas necesarias para el retorno a las actividades presenciales,  donde prime el cuidado por los estudiantes y docentes.

La carta

La misiva fue firmada por grandes personalidades y expertos como el rector de la Universidad de los Andes, Alejandro Gaviria Uribe; el rector de la Javeriana, Jorge Humberto Peláez; el ex rector de la Universidad Nacional, Moisés Wasserman Lerner; ex ministros y ex viceministros de educación, congresistas, entre otros.

De entrada expone que la pandemia “ha puesto en jaque no es sólo el acceso de los niños, niñas y adolescentes al derecho fundamental a la educación, sino también su salud física y mental”.

Cita estudios de prestigiosas entidades y organizaciones y resume que las conclusiones son “devastadoras”.  Urge porque se comprometa a toda la sociedad con “acciones eficaces que aporten a la construcción de soluciones sostenibles”.

Algunos resultados son:

  • El cierre de las escuelas por cinco meses, podría resultar en una pérdida de aprendizaje entre 0.3 y 0.9 años de escolaridad.
  • Se estima que el cerramiento de las escuelas ha generado que el 88% de los niños haya tenido alguna afectación en su salud mental y en su comportamiento.
  • Este ha sido el mayor trastorno en la historia de la educación, con 1.600 millones de escolares afectados en 190 países.
  • Los niños no son los principales impulsores de la transmisión del covid-19 en las escuelas, y especialmente en los preescolares. La transmisión del virus entre los niños parece ser significativamente menor a otros virus.
  • En el mes de julio el desempleo de mujeres fue el peor registrado en toda la historia de Colombia. El cierre indefinido de los colegios dificulta la creación de mecanismos efectivos para cerrar esta brecha.

“Para quienes reconocemos la educación como un derecho fundamental y un servicio esencial, el regreso gradual, contextualizado y seguro de las instituciones educativas del país es un asunto que no admite espera”, señala.

“Prima la salud”

Las secretarías de Educación de Neiva y Pitalito han informado que la educación presencial, por ahora, no volverá. Le Secretaría del Huila va más allá y deja en firme que es una decisión tomada y que no irá hasta el final de año.

“Lo más importante para nosotros es precaver la vida e integridad de nuestros estudiantes, docentes, y directivos. Así las cosas, esa decisión que se notificó al Ministerio de Educación,  a través de un acta y resolución, quedó plasmado que no íbamos a regresar en alternancia educativa”, dijo el secretario de educación del Huila, Luis Alfredo Ortiz.

Recordó el funcionario que el Comité Departamental de Alternancia creado por el Gobierno Departamental y Secretaría de Educación, estableció en julio a través de una decisión unánime, que por las circunstancias de la pandemia  y por el hecho de que se estaría en un tope máximo de casos de covid-19 durante estos meses, todos permanecerían resguardados en casa.

Añadió que se están preparando para el próximo año, advirtiendo las condiciones de tiempo, modo y lugar, y por la evolución de la pandemia.

La Secretaría del Huila tiene a cargo 125.300 estudiantes, y 5.470 docentes. Se cuenta con 1.454 establecimientos y sedes educativas, de las cuales aproximadamente el 65% están ubicadas en el área rural.

Casi 1.000 establecimientos educativos carecen de agua potable y aproximadamente 800 docentes no están en condiciones de exponerse; son población vulnerable ante la pandemia, ya sea porque son mayores 60 años de edad o tienen enfermedades de base.

La situación para Neiva y Pitalito está siendo evaluada; también hay que recordar que varios colegios privados del departamento sí implementarían la medida de alternancia.

Contrario a lo que opinan los rectores de las más prestigiosas universidades del país, y expertos, la Asociación de Institutores Huilenses (Adih), que agrupa a buen número de docentes, no ve conveniente que en el departamento se implemente el modelo de alternancia.

Así lo informó Adelaida Cuenca, presidenta de la Adih. Los docentes han considerado todos los procesos que deben tenerse en cuenta para reiniciar las labores académicas, aseguró, pero “consideramos que no hay las condiciones de bioseguridad para los estudiantes ni para los maestros”. E hizo especial referencia a la carencia de baterías sanitarias.

Para la docente, el reingreso tendría que contar con un acompañamiento desde diferentes sectores, como la salud, y de una adición presupuestal para que se den todas las condiciones de bioseguridad en cada uno de los establecimientos.

“Hemos hecho el análisis de que el pico de la pandemia continúa en ascenso, esa es una condición vital para que nosotros digamos que no se puede regresar en estos momentos”, aseveró.

También dijo que al menos el 50% de los docentes en Huila son de tercera edad. Sobre los argumentos entregados desde expertos mediante la misiva, manifestó que la coyuntura debe analizarse en conjunto.

“En este momento debe hacerse un análisis en conjunto porque no somos responsables de la pandemia, la pandemia es mundial, hay unos elementos directos e indirectos, pero lo que nosotros priorizamos es la vida y la salud de todo el sistema educativo; no solamente maestros y niños, niñas y jóvenes, sino también los administrativos, porque somos un sistema, y en lo público necesitamos protegerlo, pero obviamente el Gobierno Nacional tiene la mayor responsabilidad de proteger nuestro sector”, puntualizó.

Mientras el debate continúa, el Gobierno Nacional ya ha informado que están trabajando en la implementación de planes piloto para que aquellos municipios con baja afectación de covid-19, especialmente la zona rural, puedan reiniciar las clases de manera gradual y siguiendo todas las medidas de bioseguridad, se llevarían a cabo a partir del presente mes.

LA NACIÓN 

  • https://radios.pycserver.com/proxy/tarquist9/stream
  • Tarqui Stereo 95.8