LA OTRA REFORMA TRIBUTARIA QUE SE ABRE PASO

Gravaría al 1% más rico de las personas y empresas declarantes de renta que hay en Colombia. El proyecto de ley se debatirá durante el actual periodo legislativo del Congreso de la República y es presentado por la oposición.  

42 congresistas de diferentes partidos políticos también presentaron su reforma tributaria para salirle al paso a la crisis, antes de que el Gobierno Nacional dé a conocer la suya. En su mayoría los firmantes son de oposición.

El Gobierno Nacional ya había anunciado que habrá una nueva reforma tributaria tan pronto y esté superada la pandemia de covid-19, esto con el fin de subsanar el gran hueco fiscal por casi $20 billones que dejará el coronavirus tras su paso por Colombia.

Y para la oposición la medida es inevitable, antes de esta crisis ya había un problema fiscal entre ingresos y egresos del Estado, pero “lo que se discute es su diseño”.  Así las cosas, la propuesta será uno de los temas más trascendentales durante lo que resta del 2020 y viene acompañada de otro proyecto de renta básica de emergencia, ambos prometen encender la polémica en el Congreso.

El senador Jorge Enrique Robledo destacó que una reforma tributaria con este enfoque “nunca se había presentado en Colombia”. Argumentó que todas las medidas han sido “profundamente regresivas, en esta el solo hecho de ponerla como debate ya es una gran ganancia para el país”, subrayó.

Ayer en rueda de prensa los proponentes explicaron la medida.

¿En qué consiste?

  • El proyecto de ley busca recaudar parte de los recursos necesarios para hacerle frente a las consecuencias económicas derivadas de la pandemia del Covid-19 en Colombia y, en particular, financiar la propuesta de la Renta Básica de Emergencia, gravando al 1% más rico de las personas y empresas declarantes de renta.
  • Con las medidas se espera recaudar entre $14 y $21 billones el próximo año (2021).
  • Tiene cinco componentes principales:

-El primero de ellos es el patrimonio:

Para empresas: crear un impuesto al patrimonio permanente con tarifas progresivas para personas jurídicas con patrimonios superiores a $43.000 millones. Esto equivale a menos de las 400 empresas más ricas del país. Las tarifas marginales empezarían en el 4% y aumentarían de manera gradual hasta llegar al 6% para las de patrimonios mayores a $10 billones.

Para personas: modificar el impuesto al patrimonio para personas naturales. Este se empezaría a cobrar desde patrimonios líquidos superiores a $3.000 millones, equivalentes a menos del 0,1% de los patrimonios brutos de las personas naturales declarantes de renta. Las tarifas marginales empezarían en el 1% y llegarían al 4% para los patrimonios superiores a $100 mil millones.

-En segundo lugar se ubican los dividendos para personasmodificar el impuesto a los dividendos para personas naturales existentes, con el fin de aumentar la tarifa para los ingresos anuales mayores a $25 millones y crear nuevas tarifas marginales. Así, a partir de $21,4 millones la tarifa marginal sería del 12%, a partir de $35,6 millones del 18% y partir de $53 millones del 20%.

-En tercer lugar la renta:

 Para empresas: establecer una tarifa diferenciada según el tamaño de la empresa. Así, la tarifa para microempresas sería del 15%, para las pequeñas del 20%, para las medianas del 22% y para las grandes empresas del 32% (igual que actualmente). De esta manera, el 99,5% de las empresas formales se verían beneficiadas de una disminución en su impuesto de renta.

Aumentar en dos puntos la sobretasa a las instituciones financieras, para llegar a una sobretasa del 5%, durante los años 2020 a 2022. Además, incrementar las instituciones financieras que serían gravadas, pasando de las que tienen renta gravable superior a $4.000 millones, a $2.000 millones.

Para personas: incrementar tarifas marginales a partir de ingresos mensuales superiores a $56 millones, empezando en 39% hasta llegar al 55% para personas con ingresos mensuales superiores a $267 millones.

-El cuarto punto está relacionado con las herencias: modificar el impuesto a las herencias, que actualmente es del 10%, con el fin de gravar únicamente las herencias superiores a $4.000 millones, con tarifas marginales entre el 10% y el 33%. Esta última para herencias superiores a $100.000 millones.

-El quinto con los beneficios tributarios: fijar topes de entre el 20% y el 50% al porcentaje de beneficios que se pueden deducir o descontar del impuesto de renta y  eliminar los beneficios tributarios aprobados en la Ley de Crecimiento del 2019.

LA NACIÓN 

  • https://radios.pycserver.com/proxy/tarquist9/stream
  • Tarqui Stereo 95.8