HUILA, EN EL TOP 10 DE DESNUTRICIÓN INFANTIL

El departamento integra el deshonroso top 10 de las regiones con más casos de desnutrición aguda en el país, según lo reveló el Instituto Nacional de Salud. Acevedo, Colombia, Íquira, La Argentina y Nátaga son los municipios más golpeados por este flagelo.

Con 162 casos en 2020, el Huila es la octava entidad territorial en Colombia con más reportes de menores de cinco años con desnutrición aguda, moderada y severa, según el Instituto Nacional de Salud, INS.

De acuerdo a la autoridad sanitaria, este escalafón lo lideran: Bogotá, La Guajira y Antioquia; con 766, 443 y 354 casos, respectivamente. En total, en el país se han reportado 4.798 niños de 0 a 4 años en esta condición.

Es de precisar, que la presidenta de la Asociación Colombiana de Salud Pública, Dionne Cruz, ha advertido que detrás de estas cifras de salud pública en Colombia durante la pandemia podría esconderse un riesgoso subregistro.

La lucha contra la desnutrición infantil es uno de los grandes retos en el país, pues niños y niñas desnutridos tienen menos resistencia a enfermedades comunes en menores.

Y es que el mismo informe del INS revela que este año han muerto 322 menores de 5 años en el territorio nacional, por infección respiratoria aguda (IRA), enfermedad diarreica aguda (EDA) y desnutrición (DNT).

Según la autoridad sanitaria, 198 decesos fueron por infección respiratoria aguda, 65 a causa de desnutrición y 57 relacionados con enfermedad diarreica aguda.

Para el caso del Huila, si bien no se han presentado fallecimientos en este grupo etario a causa de la desnutrición o enfermedad diarreica aguda, desafortunadamente 9 menores entre 0 y 4 años de edad, murieron por infección respiratoria aguda.

Radiografía del flagelo

Más de la mitad de los municipios de Colombia tienen condiciones de riesgo para que la población menor de 5 años padezca de desnutrición crónica o retraso en talla.

La situación tiende a agravarse y a extenderse a otros territorios por los efectos de la pandemia del covid-19, así lo revela el Informe de Desnutrición Crónica 2020, presentado por la Fundación Éxito, que entrega información por municipio sobre un mal que es devastador para la niñez.

De acuerdo a este reporte, Acevedo, Colombia, Íquira, La Argentina, Nátaga y Pital son los municipios más golpeados por este flagelo en el departamento.

En contraste, Neiva, Aipe, Baraya, Campoalegre, Elías, Garzón, Pitalito, Rivera y Villavieja, son los únicos municipios que están en la categoría sobresaliente, lo cual significa que cuentan con factores a favor para combatir la enfermedad.

En Huila, el total de menores de 0 a 4 años asciende a 115.961 niños y niñas.

Tendencia desalentadora

Por su parte, la Secretaría de Salud del Huila entregó un balance de esta enfermedad que afecta a la niñez, con corte al cierre del 2019. Según la entidad, el año pasado se registraron 484 casos de desnutrición aguda, siendo el municipio de Colombia, con 18 casos, una de las localidades con mayor incidencia del flagelo, inclusive, mayor que la departamental.

Otro indicador preocupante, es que el año anterior, 451 nacidos vivos a término, en el departamento, presentaron bajo peso. El municipio de Colombia nuevamente presentó la mayor incidencia (6,25%) con 5 casos.

Ante este desolador panorama para la niñez, lo más grave es que la crisis social podría incrementarse porque, como han señalado expertos, con la aparición de la pandemia habría un retroceso de 20 años en la lucha contra la pobreza, lo cual significaría un aumento de hasta 15 puntos porcentuales a nivel nacional en la población que vive bajo la línea de la carencia.

Naciones Unidas advierte que a raíz de los estragos en las economías que generará la pandemia, y los altos niveles de desnutrición potencialmente mortales que sufren cerca de 6,7 millones de niños a nivel mundial, cada mes durante el primer año de la emergencia morirían 10.000 infantes.

Acciones de gestión e intervención

Por lo anterior, la Fundación Éxito, autora del Informe de Desnutrición Crónica 2020, sugiere las siguientes acciones de gestión e intervención, a las autoridades locales y departamentales.

-Aunar la priorización de beneciarios para llegar a las familias que más lo necesitan mediante captación de las mujeres gestantes, controles prenatales, atención con calidad durante el embarazo, parto y puerperio, suplementación con micronutrientes, alimentación complementaria y promoción de la lactancia materna exclusiva y complementaria.

-Abordar el problema de la desnutrición como un fenómeno multicausal, articulando a los sectores de educación, inclusión social, desarrollo económico, salud o quien haga sus veces.

-Buscar una articulación con prestadores servicios de salud para mejorar la atención e implementar estrategias probadas para la reducción de la desnutrición crónica

-Fortalecer los sistemas de vigilancia de la situación nutricional, incorporando la lactancia materna como un indicador a monitorear.

LA NACIÓN

  • https://radios.pycserver.com/proxy/tarquist9/stream
  • Tarqui Stereo 95.8