FALSO SERVICIO”, LA MODALIDAD DE EXTORSIÓN QUE TIENE EN JAQUE…

A LAS AUTORIDADES

Desde llamadas vía celular en las que afirmaban “tío me capturaron llegando al aeropuerto porque tenía un arma”, llega el “falso servicio”, estrategia criminal originada desde centros penitenciaros, usada para robar y estafar a incautos. Así funciona esta modalidad de extorsión.

“Recibimos la llamada aparentemente de una empresa, a nombre de un presunto ingeniero que laboraba con empaques de cárnicos, solicitó nuestros servicios, nos indicaron que ellos nos suministraban los viáticos, el servicio era supuestamente solicitado vía Vegalarga, zona rural de Neiva; inicialmente nos indicaron que era por ese lugar, cuando ya estábamos cerca fue aumentando el destino y nos dijeron que era vía Sierra del Gramal, zona rural de Tello. Cuando llegamos al sitio, nos hicieron caminar 20 minutos más y cuando estábamos en una zona peligrosa, o roja como también se conoce, nos ingresó una llamada de otro número, nos dijeron que estábamos retenidos por el Frente 48 de las FARC, empezaron a solicitarnos información, nos hicieron apagar los datos del celular, no nos dejaban colgar la llamada, nos decían que nos estaban vigilando y que si avisábamos a la Policía nos mataban. Luego nos dijeron que teníamos que cancelar un dinero, nos sacaron información e iniciaron las extorsiones”, este es el caso más reciente de una víctima, miembro de una empresa de consultoría en la ciudad de Neiva, que hace menos de ocho días, sumó a la lista de afectados por esta modalidad. La víctima alcanzó a cancelar una cuantiosa suma de dinero, hasta que el Gaula Policía fue enterado de la situación e intervino.

“Falso servicio”

Esta modalidad de extorsión se está dando a partir de solicitudes falsas para la prestación del servicio como situaciones de trasteo, servicios de grúas o servicios de transporte de alimentos. También a través de la solicitud de servicios profesionales como medicina, arquitectura o ingeniería.

Según los casos ocurridos en el departamento del Huila, una vez los trabajadores se dirigen a prestar los servicios, los detienen en zonas rurales y les dicen que están secuestrados. Los delincuentes se hacen pasar por grupos armados al margen de la ley, para así lograr las pretensiones económicas y evitar atentar contra la vida de la supuesta víctima o de la empresa en general.

De acuerdo al Comandante del Gaula Policía en el departamento del Huila, “los delincuentes movilizan el servicio a zonas de difícil cobertura de señal telefónica. Una vez contratada la posible víctima en zona rural, de difícil acceso y con poca señal, le solicitan información puntual, como las características del vehículo en el que se va a movilizar, la manera en que va vestir, con la excusa que hay una persona esperándolos, para evitar que se pierda y así después comunicarse con un familiar de este al que exigirían una cantidad de dinero”, precisó el mayor Juan Carlos Correa.

Exigencias económicas

En esta modalidad los sujetos suelen hacerse pasar por miembros de grupos al margen de la ley para exigir sumas de dineros que oscilan comúnmente entre 1 y 5 millones de pesos, los cuales deberán ser consignados por empresas de giros. La modalidad de extorsión es muy creíble, debido a que cuentan con una base de datos completa. La ciudad de Neiva, viene siendo una de los principales ejes de acción por estos delincuentes, a la fecha se han presentado 39 casos, cuatro más que el año anterior, situación que tiene en jaque a las autoridades.

“Ellos me solicitaron una información antes de que me desplazara al sitio donde me citaron, como fue número de cédula, número de teléfono, nombre completo, en qué me transportaba y un número de contacto de emergencia en el caso de que no pudiera contestar o quedara sin señal”, explicó una víctima cuya identidad se mantiene en reserva.

Desde el Centro Carcelario y Penitenciario de Ibagué, Boyacá, y Valledupar, se están generando en su mayoría las acciones delictivas hacia el departamento del Huila.

Preocupantes cifras

En lo corrido del presente año en Huila, se han denunciado 96 casos.

El medio más empleado es la llamada telefónica con 58 casos equivalentes al 60% y seguido de redes sociales e intimación con 18 casos correspondiente al 19% de los casos. Las ocupaciones más afectadas fueron los empleados particulares con 32 hechos equivalente a 33%, seguido de comerciantes con 14 hechos equivalentes a 15%.

“Para este tipo de extorsión, ‘Falso servicio’, el Gaula da las siguientes recomendaciones como no suministrar información privilegiada por teléfono, antes de concretar cualquier cita, solicite un adelanto de dinero, esto puede servir para que el delincuente no quiera acceder a pretensiones económicas y ante cualquier inquietud comunicarse con la línea gratuita del Gaula 165”, manifestó el mayor Juan Carlos Correa, comandante del Gaula Policía Huila.

LA NACIÓN 

  • https://radios.pycserver.com/proxy/tarquist9/stream
  • Tarqui Stereo 95.8